La Educación a Distancia en los espacios de aprendizajes.

En la actualidad podemos escuchar términos como: Sociedad de la Información, Sociedad del Conocimiento, las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), todos ellos estrechamente relacionados, y que constituyen elementos que definen la sociedad actual.

Una sociedad donde, con el empleo de las TIC, se puede tener acceso a la información de forma permanente y en tiempo real,  esta característica es la que ha motivado que la sociedad actual, a la que el mundo actual se ve abocado, sea llamada con los nombres antes mencionados, y que cada día que pasa las TIC aumenten su presencia en los más diversos escenarios de la vida del hombre, y su papel cada día sea más transcendental. Ante esta situación se hace necesario que los nuevos ciudadanos incorporen, de forma crítica y responsable, a sus vidas las TIC y que sean capaces de convertirlas en una herramienta, que contribuya a un mejor desempeño profesional y que se revierta en la sociedad, por lo que se hace necesario que de forma especial las nuevas generaciones de profesionales estén preparadas para enfrentar este reto.

Este último elemento impone un reto a las universidades, llamadas a convertirse en un espacio de transformación de la sociedad en este sentido, La Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el siglo XXI: visión y acción (UNESCO,1998), señala que “La educación superior se enfrenta en todas partes a desafíos y dificultades relativos a la financiación, la igualdad de condiciones de acceso a los estudios y en el transcurso de los mismos, una mejor capacitación del personal, la formación basada en las competencias, la mejora y conservación de la calidad de la enseñanza, la investigación y los servicios, la pertinencia de los planes de estudios, las posibilidades de empleo de los diplomados, el establecimiento de acuerdos de cooperación eficaces y la igualdad de acceso a los beneficios que reporta la cooperación internacional”.  Por otra parte, presenta un grupo de proyecciones, que en apretado resumen abarcan lo siguiente:

  • La misión de educar, mediante la formación de profesionales, la producción de conocimientos y la educación en valores contribuyendo al desarrollo sostenible y el mejoramiento de la sociedad, elevando la calidad de sus procesos y abriendo espacios a un aprendizaje desarrollador y permanente, a partir de una clara pertinencia social que propicie el desarrollo de las capacidades endógenas, el desarrollo sostenible y la generación y difusión de conocimientos para contribuir al desarrollo social, cultural y económico de la sociedad.
  • La igualdad de acceso a los estudios superiores, sin discriminación de raza, etnia, género o condición socioeconómica, a partir de la capacidad, la perseverancia y el talento  de los aspirantes, diversificando las formas y modalidades para la enseñanza-aprendizaje, vinculadas de modo sistemático a los escenarios  de desempeño laboral de los futuros especialistas y a las comunidades, para que satisfagan la masificación de la demanda educativa.
  • La investigación científica como elemento fundamental en la producción de conocimientos y promoción del saber en todas las áreas de la ciencia, la tecnología, las humanidades, el arte, la protección del medio ambiente y la propia educación superior con un enfoque interdisciplinario.
  • La aplicación de nuevos modelos educativos que propicien el desarrollo de la creatividad, la capacidad de innovación y el protagonismo de los estudiantes en su proceso de aprendizaje, reflejados por el perfeccionamiento de los planes de estudio, de los métodos y los materiales didácticos, así como por la introducción de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.
  • La formación permanente del personal docente y la evaluación sistemática de la calidad de todas las funciones y actividades institucionales, unidas a una gestión más eficiente, un financiamiento adecuado y el incremento del  intercambio académico, científico y cultural entre las universidades y centros de investigación y desarrollo, promoviendo asociaciones y alianzas estratégicas, que viabilicen la difusión, sistematización y generalización del saber y los conocimientos.

En función de lograr enfrentar estos retos las universidades en la actualidad han concebido planes, estrategias y  programas encaminados a lograr este propósito. Uno de los elementos comunes al desempeño de las universidades en todas las latitudes es el empleo de forma creciente de las TIC dentro de funcionamiento, y del proceso pedagógico profesional que en ellas se lleva a cabo. Entre los modos, que en los últimos años han tomado auge, de empleo de las TIC se encuentra su empleo como soporte de la Educación a Distancia, la cual ha permitido que en la actualidad se hable de conceptos tales como Universidad Virtual. Se hace conveniente hacer un análisis desde su concepto, hasta sus elementos más transcendentes.

Iniciemos por exponer algunas definiciones de Educación a Distancia:

  • La combinación de educación y tecnología para llegar a su audiencia a través de grandes distancias es el distintivo del aprendizaje a distancia. Esto viene a ser un medio estratégico para proporcionar entrenamiento, educación y nuevos canales de comunicación para negocios, instituciones educativas, gobierno, y otros públicos y agencias privadas. Con pronósticos de ser uno de los siete mayores desarrollos en el área de la educación en el futuro, la educación a distancia es crucial en nuestra situación geopolítica como un medio para difundir y asimilar la información en una base global. (Texas A&M University).
  • Educación a Distancia es distribución de educación que no obligan a los estudiantes a estar físicamente presentes en el mismo lugar con el instructor. Históricamente Educación a Distancia significaba estudiar por correspondencia. Hoy el audio, el video y la tecnología en computación son modos más comunes de envío. (The Distance Learning Resource Network DLRN).
  • Educación a Distancia, es una forma de educación, refiriéndose al proceso, pero este proceso es realizado a distancia. Por lo que podría definirse como la acción o proceso de educar o ser educado, a través de cualquier medio electrónico de comunicación, incluyendo la videoconferencia y la audioconferencia. (R. Fócil Monterrubio).
  • Educación a Distancia se define como una experiencia planificada de enseñanza/aprendizaje que utiliza una gran variedad de medios y tecnología a fin de poder llegar a quienes aprenden a distancia, y está diseñada para propender a la interacción de quien aprende y la certificación de este aprendizaje. (University of Wisconsin-Extension, Continuing Education Extension, Distance Education subgroup)
  • La enseñanza a distancia es un sistema multimedia de comunicación bidireccional con el alumno alejado del centro docente, y facilitado por una organización de apoyo para atender de un modo flexible el aprendizaje independiente de una población masiva, dispersa. Este sistema suele configurarse con diseños tecnológicos que permiten economías de escala. (Ricardo Martín Ibáñez, citado por Vásquez Tasayco y Suárez Guerrero).

Podríamos mencionar otras, pero creemos que con las antes mencionadas en suficiente para establecer rasgos generales que definen la Educación a Distancia, ellos son:

  • Forma planificada de enseñanza-aprendizaje, por lo que se constituye en un proceso.
  • Separación física de los maestros y estudiantes, al menos en la mayor parte del proceso.
  • El uso de los medios tecnológicos (educacionales o con fines educativos) para unir a maestros y estudiantes.
  • Establecimiento de comunicación en ambos sentidos, entre estudiantes e instructores.

Una vez realizado este análisis podemos tener una idea de a que se le llama Educación a Distancia, proceso que ha tenido defensores y detractores, los unos han avalado como una de las formas de lograr enfrentar de una vez y por todas los retos de la educación moderna, los otros declarando que no es la vía más idónea para desarrollar un proceso de enseñanza-aprendizaje. Analicemos las ventajas y desventajas de la Educación a Distancia:

  • Desaparición, o reducción, de las barreras espacio-temporales, y hasta económicas, para la participación en los cursos, los alumnos no tienen que estar en un mismo lugar a un mismo tiempo para que se verifique el proceso de enseñanza-aprendizaje, además se puede participar en un curso que oferta una universidad sin las trabas económicas de traslado, hospedaje u otras de esta naturaleza.
  • Reducción de costos en relación con el sistema de enseñanza presencial al eliminar los grupos docentes tradicionales que requieren de toda una infraestructura que va desde aulas, alojamientos, hasta libros y medios, entre otros, así como los gastos en transporte, entre otros.

Hay autores que declaran muchas más ventajas, como la diversificación de los cursos y el aumento de la capacidad de generar nuevos cursos y hasta carreras, lo cual es cierto, pero una universidad puede lograr esto sin recurrir a la educación a distancia, solo que con un gasto mayor de recursos de los que necesitaría de emplear la Educación a Distancia.

Otros hablan de elementos que deben de ser atributos de cualquier tipo de curso, como es el caso de la motivación y el protagonismo del estudiante, elementos que los cursos “tradicionales” deben de lograr y que de hecho han logrado, aunque no siempre, y que por su parte la Educación a Distancia y en el caso particular de la e-Learning, no garantiza por el mero hecho de estar soportada en las TIC y el poder estar el educando en un espacio independiente de la entidad que ofrece el curso.

Pasemos al análisis de las desventajas de la educación a distancia y en específico de la e-Learnig, estas a nuestro juicio son:

  • La primera que queremos destacar es el hecho de no tener presencia física en una institución, no participar como parte de un colectivo que comparte espacio y tiempo las reuniones o eventos que requieren interacción personal, reduce solo a la vía virtual el contacto con los otros alumnos del curso o docentes,  da por resultado relaciones interpersonales menos profundas y completas. Esto da al traste con el objetivo de socialización de la educación.
  • Posibilidad de cierto retraso o lentitud en el feedback (retroalimentación) y en la rectificación de posibles errores (conceptuales, metodológicos, etc.), aunque puede ser perfectamente suplido por medio de la utilización de los medios tecnológicos.
  • La necesidad que implica en el alumno el tener acceso a ciertos medios tecnológicos y a ser competente en su utilización. Este elemento para muchos parece ser algo no significativo, pero no siempre se cuenta con la tecnología o la capacidad para usarla, aunque es cierto que cada nueva generación que arriba a nuestras universidades hace menos visible esta problemática.

Del análisis de las ideas anteriormente analizadas, tanto las que alaban como las que no a la Educación a Distancia, podemos decir que la Educación a Distancia (ED):

  • No constituye la solución a todos y cada uno de los problemas y retos de la enseñanza universitaria, pero constituye una herramienta que, sustentada en un adecuado modelo pedagógico, puede contribuir a enfrentar la nueva forma de enseñar y aprender a la que están obligadas a buscar las universidades.
  • Constituye una vía para poder hacer frente al incremento de las necesidades de las universidades en cuanto a incremento de matrícula y de cursos y carreras.
  • Permite que las universidades sobre pasen el espacio físico de sus países y puedan alcanzar a los alumnos en los más distantes confines, sin que ello constituya un gran desembolso de recursos económicos.

Estos elementos, más los mencionados como ventajas de la Educación  a Distancia, posibilitan otorgarle un papel importante en el rol a que están llamadas a desempeñar las universidades del futuro, al poder contar con el empleo de las TIC, pero, siempre partiendo del hecho de que deben de estar sustentadas en un adecuado modelo educativo.

email

Dejar un comentario