La Sociedad cambió, ¿y la Educación?

Desde la década de los años 80 del siglo pasado (siglo XX) hemos sido testigos de una  de las mayores revoluciones que ha experimentado la sociedad. Muchos estudiosos hablan de la revolución Industrial por el impacto que generó en la sociedad del entonces, pero lo cierto es que aquella revolución tardo mucho en hacerse global, en llegar a todos los países del mundo y en transformarlos de forma radical, podemos decir que aquella revolución que para muchos nació en la Inglaterra del entonces cambio el curso de la historia para siempre, con lo que estamos en pleno acuerdo.

Pero, a partir de los años 50 del siglo pasado con el surgimiento de las primeras computadoras, nadie pudo ver que solo 50 años más tarde serian la causa de una nueva revolución que transformaría el mundo en solo treinta años, de los años 80 a la fecha, la sociedad ha sido redefinida a escala global, el desarrollo de las TIC transformaron la forma en la que el hombre piensa y actúa, esta es ya una realidad que aun cuando algunos la quieran rebatir es toda una realidad, que alcanza a todos los países, cierto que no por igual, pero si a todos.

Contradictoriamente, las computadoras llegaron mucho antes a los espacios educativos Formativos que a la sociedad en gran escala, la entrada de las computadoras a las aulas es ya una realidad desde los primeros años de la década de los años 70 de forma significativa, sin embargo, aun cuando debemos de reconocer que las TIC ha favorecido el surgimiento de nuevas ideas, conceptos y formas de hacer en los procesos Educativos Formativos, lo cierto es que aún no se aprecia una transformación REAL en la forma de hacer de los maestros.

Aun hoy, inicios de la segunda década del siglo XXI, seguimos discutiendo acerca del empleo de las TIC en las aulas, y lo más triste, aun vemos las mismas forma de hacer que se empleaban en los años 80 del siglo pasado, hemos sustituido el tradicional retroproyector de láminas de acetato por la laptop y el proyector modernos acoplado a la laptop, y las láminas por las diapositivas, imágenes y videos que podemos mostrar en la laptop, hemos hechos nuestros el hardware y el software, pero seguimos dando clases como hace 20 o más años atrás.

No hemos sido capaces de cambiar nuestra forma de ver, interpretar y de hacer en el desarrollo de los procesos educativos formativos, ¿un ejemplo? Que les perece si les menciono el e-Learning. Hagamos una disección sincera de los cursos que generalmente encontramos, para muchos montar un curso e-Learning es montar para cada clase una presentación (hecha usualmente en PowerPoint y por eso hasta ese nombre le damos) y algún que otro texto, ciertamente son pocos los cursos que emplean otros recursos. ¿Qué nos dice esto? Que aún estamos en las aulas de 1980 aun cuando usemos las herramientas del e-Learning.

Quizás sea hora de empezar a usar dos palabras “orgware” y “mindware”, las escuche una vez y aun cada día las retomo en mi hacer diario como docente, para referirnos a la forma de organizar el proceso Educativo Formativo con el empleo de las TIC y sobre todo transformar nuestra forma de pensar, nuestra mente debe de pensar acorde a los tiempos que vivimos, debemos los docentes despertar a la nueva revolución que ha llegado a nuestras aulas, porque ya ha llegado de la mano de nuestros alumnos, que son parte de una generación que bebió desde sus primeros días del seno de las TIC, una generación que hoy nos EVALUA como docentes por el uso que hacemos de las TIC y de cómo seamos capaces o no de llevar la sociedad actual al aula, con sus avances tecnológicos y con sus riesgos, que también los tiene.

Una pregunta les dejo mis queridos colegas para cerrar, ¿Qué calificación estamos recibiendo por nuestros alumnos? Según el tema que les propongo, creo que muchos debemos de enfrentar una realidad, o evolucionamos y nos convertimos en el docente del siglo XXI o no saldremos evaluados de APROBADOS por nuestros propios alumnos.

Dejar un comentario

Haz clic, para comunicarte con nosotros por whatsapp y recibir atención directa por uno de nuestros asesores

Contáctanos por WhatsApp