¿Cómo hacer un e-Learning de calidad?

En los últimos años, el e-Learning o aprendizaje en línea se ha convertido en una tecnología muy popular para hacer llegar la capacitación a un menor costo, en un menor tiempo y de una forma más efectiva y flexible. Sin embargo, esta popularidad ha creado una oferta muy amplia de servicios de desarrollo de e-Learning que hace muy difícil para las empresas evaluar cuál proveedor de e-Learning es mejor que otro.

Muchas personas piensan que desarrollar un curso e-Learning de calidad es igual a poner una presentación de Powerpoint en Internet. Sin embargo, presentar información sobre un tema no garantiza que haya aprendizaje. Para que un curso sea efectivo debe tener suficientes prácticas y ejercicios para permitirles a los estudiantes aplicar sus nuevos conocimientos o habilidades. El presentar textos, audios o imágenes en un curso e-Learning no garantiza que un estudiante aprenda, ya que, según las últimas investigaciones sobre cómo aprenden los adultos, los seres humanos aprenden “haciendo”. La forma más simple de entenderlo es como lo dijo Confucio hace siglos atrás: “oigo y olvido, veo y recuerdo, hago y comprendo”.

Indiscutiblemente si usted desea que su material sea ampliamente leído debe de poner el título que le proponemos en el presente material, porque, aun cuando abundan los materiales con títulos similares a este, parece ser que nunca son suficientes, siempre se buscan más, o de lo contrario parece ser que hasta ahora no ha sido satisfecho el lector en lo tocante a este tema.

Al analizar este tema y la diversidad de materiales acerca del mismo que se propagan por la red de redes, podemos declarar que existen cientos de materiales que ofrecen estudios del empleo de las más diversas tecnologías en el e-Learning, así como de las diversas modalidades que se “crean”  para el caso de cada uno de ellas, como es el caso del m-Learning. Abundan además los estudios de los sustentos pedagógicos, didácticos y de otras naturalezas que sustentan el e-Learning y cada una de sus variantes, se pueden encontrar además cientos de estudios sobre tendencias, y otros acápites de igual importancia.

Todos los materiales antes mencionados, amén del nivel logrado por sus autores, unos más logrados otros menos, tienen gran importancia y revisten de especial significado su estudio, pues aun cuando aparentemente hayamos leído todo y de todo, siempre podemos encontrar una idea nueva en algún que otro material.

Ahora bien, si existe esta gran cantidad de materiales acerca de este tema, entonces podemos y debemos hacernos dos preguntas:

  1. ¿Por qué aún podemos encontrar cursos online que no cumplen con las expectativas?
  2. ¿Por qué aún no se emplea de forma masiva el e-Learning en nuestros espacios formativos?

Intentemos hacer un acercamiento a las posibles respuestas. Iniciemos por la primera.

La respuesta estaría encaminada a establecer dos posibles causas como las que a nuestro juicio más influyen en la actualidad:

  1. Falta de capacitación en los docentes para llevar a cabo el desarrollo de cursos online.
  2. Desmotivación, desinterés y falta de ética profesional en otros.

Reconocemos que la segunda razón suena agresiva, y es por ello que iniciamos el análisis por esta segunda razón, pues la primera se explica por sí misma, si el docente no está capacitado para llevar esta tarea adelante no puede, aun cuando entonces podemos llegar desde la primera a la segunda razón.

Analicemos por un momento, si un docente conoce y está capacitado para el desarrollo de cursos online, ¿porque entonces no logra desarrollar cursos efectivos? Pues porque no pone alma  vida en esta tarea, porque no busca como hacer que los cursos sean motivantes, actualizados y acordes a las características de sus estudiantes, y que busquen desarrollar actitudes investigativas y desarrolladoras de la personalidad en sus alumnos. ¿Acaso no son estas los elementos que de forma reiteradas encontramos como necesarios para el desarrollo de un curso online? Entonces, ¡¿por qué no lo hacemos?! Cómo llamar al docente que no hace lo que debe hacer consiente que la formación de las nuevas generaciones está en sus manos.

Pero, en el caso que no esté capacitado (primera variante), acaso no es su responsabilidad la auto superación constante en aras de ser un docente acorde a los tiempos en los que ha recibido la tarea de formar las nuevas generaciones de profesionales, entonces, se repite la pregunta, cómo llamar al docente que no hace lo que debe hacer consiente que la formación de las nuevas generaciones está en sus manos.

El desarrollo de cursos de calidad es RESPONSABILIDAD de cada docente, como lo es el desarrollar su auto superación  cada día  para ser capaz de emplear todas y cada una de las herramientas que tenga a su alcance. Luego podemos concluir, no hay excusa ni razón para que un docente sea capaz en estos tiempos de desarrollar cursos de calidad soportados y con el empleo de las herramientas y recursos informáticos que ponen las TIC en sus manos.

SEAMOS CONSCIENTES DEL MOMENTO QUE NOS HA TOCADO VIVIR COMO DOCENTES Y DE NUESTRA RESPONSABILIDAD.

email

Un Comentario

Dejar un comentario